domingo, 3 de mayo de 2015

VISITA A ARAPILES

La Batalla de los Arapiles, también conocida como Batalla de Salamanca, tuvo lugar el 22 de julio de 1812.
En el marco de la Guerra de la Independencia Española, el ejército anglo-portugués venció a las tropas francesas (que ocupaban el territorio español desde cuatro años antes) derrocándolas al sur en Salamanca, en el Municipio de Arapiles, y esto fue precisamente lo que nos contaron en la visita que realizamos con los grupos de 4º de ESO el pasado 16 de Abril.

El día nos salió muy nublado pero no nos llovió y después de ver en el centro de interpretación de Arapiles un pequeño video sobre este acontecimiento y visitar la sala donde se expone una maqueta de la batalla y algún que otro resto como (zapatos, proyectiles, tartera, monedas), así como recreaciones de armas y uniformes militares, emprendimos la caminata hacia el Arapil,un paseo agradable pero no apto para los que no llevaban un calzado demasiado adecuado, había llovido y había algo de barro.
El terreno al sur de la ciudad de Salamanca es campo abierto, sin obstáculos de importancia, por tanto estamos hablando de un terreno muy adecuado para el movimiento de tropas.

Es un terreno ligeramente ondulado que permite que masas de hombres se mantengan escondidas en las laderas ocultas de las pequeñas colinas. Dos aisladas colinas de cima plana, el Arapil Chico y el Arapil Grande, son una excepción en el conjunto del terreno. Destacan descaradamente más o menos en el centro del campo de batalla, con algún extremo rocoso y con un perfil que se observa a distancia.

El Arapil Grande tiene unos 360 m de longitud con una cumbre estrecha y plana. Los extremos son rocosos e inaccesibles pero las laderas, aunque inclinadas, se pueden escalar más fácilmente.

El Arapil Chico se alza a unos 800 m al norte del Arapil Grande y está más cercano a Salamanca. Es más pequeño, más redondeado y ligeramente más bajo.

A una milla hacia el oeste del Arapil Chico se encuentra el pueblo de Arapiles, en el que se iba a desarrollar parte de la lucha.

El terreno al norte del pueblo se eleva formando la colina denominada Teso de San Miguel que llena parte del vacío que hay entre el Arapil Chico y Arapiles.

Al sur del pueblo de Arapiles hay una ancha extensión de terreno elevado que va de este a oeste ocupando unos 3 km y que se conoce como el Monte de Azán. Continuando hacia el oeste, el lejano extremo del Monte de Azán termina en una pronunciada elevación conocida como el Pico de Miranda. El pueblo de Miranda de Azán está muy cerca hacia el suroeste.

Hacia el sur el terreno es más irregular y parcialmente boscoso. Un extenso bosque de encinas se extiende desde el sur del Arapil Grande hasta Alba de Tormes.

El extremo del bosque próximo al Arapil Grande presenta una ligera elevación conocida por El Sierro que desempeñó un papel fundamental hacia el final de la batalla. .


                                 La fotografía fue tomada por Ángel de Matemáticas que nos acompañó en esta ocasión.