jueves, 19 de marzo de 2015

Viaje a Valladolid
Todo comienza un jueves por la mañana, concretamente a la 8:30, cuando el bus sale de Salamanca hacia Valladolid para que los alumnos de 4º A pudiéramos visitar el Museo de la Ciencia, las Cortes de CyL y, menos importante, pasar la tarde en el Río Shopping.

Durante el viaje en el autobús todo fueron gritos, risas y música y emoción por ver las diferentes actividades o videos que nos fueran a presentar. Nada más llegar  todo el mundo sacó sus móviles para aprovechar y sacarse unas cuantas “selfies” con diferentes estatuas de célebres personajes, que la plaza del Museo de la Ciencia de Valladolid decoraban, el más destacado es Albert Einstein; o simplemente  con el edificio o el puente metálico que une la ciudad con la periferia.

 Cuando fueron las 10 un espectáculo dentro del museo de la ciencia nos esperaba. Nos dirigimos a la sala donde en una pantalla en 3D, proyectaban un documental sobre la historia de cómo la humanidad había intentado volar y la evolución desde los primeros pasos hasta las actuales máquinas de acero que vuelan por el cielo, acabando con la frase: “Echa a volar tu imaginación”.

El grupo de alumnos antes de visitar el museo
Una vez acabó el documental nos dirigimos a las cortes de Cyl, un edificio totalmente moderno hecho de hormigón, cristal y madera, donde, después de pasar los controles de seguridad, entramos en una primera sala espaciosa y amplia, llena de esculturas de Baltasar Lobo y otros escultores ganadores de premios, acompañado de las banderas de las nueve provincias y la bandera de España.  Luego nos dirigimos a una sala de exposiciones donde se nos explicó el funcionamiento de las cortes de CyL.  Una vez concluido el video nos dirigimos a la cámara de las cortes, una sala con los suelos de madera y un gran mosaico de la época de los romanos, con 84 asientos y dos palcos. 
























Una vez concluida la visita a las cortes de CyL, volvimos al Museo de la Ciencia donde nada más entrar nos encontramos un péndulo de Foucault, caracterizado porque nunca se para, nos movimos por diferentes salas interactivas del museo.

La primera trataba sobre la energía en la cual podías encender luces ver de dónde salía la energía etc. La segunda trataba sobre el agua, donde podías interactuar con diferentes aparatos, como un sistema para generar olas, una carrera de barcos, etc. La tercera fue una sala un poco más pequeña pero que llamó mucho nuestra atención ya que estaba hecha con rayos ultravioletas que iluminaban todas las partes blancas de la ropa o incluso los dientes. La cuarta estaba dedicada al cerebro y podías ver cuáles son las funciones de cada parte, ejercicios de memoria…
 Pero una de las que más gusto fue la final: la sala de bomberos, donde contaban al principio la historia de cómo un incendio arrasó Valladolid y a partir de ahí nació el cuerpo de bomberos. En la sala podías interactuar montándote en un camión de bomberos, vistiéndote como uno, trepando una cuerda o tirándote por una barra.

Al acabar en el museo de la ciencia, llegaba la hora de comer y nos dirigimos al Río Shopping.Una vez allí nos dirigimos al Foster Hollywood, otras personas tenían tan ansia por ir al Primark que ni se pararon a picotear algo. Estuvimos dando vueltas por las diferentes tiendas que el centro comercial tiene: Primark, la Fnac, Nike, etc.

A las 5 salió el bus de Valladolid hacia Salamanca. El viaje de vuelta fue algo más alborotado porque estuvieron comparando lo que habían comprado en las tiendas de ropa, sacándose aún más fotos, la música sonaba aún más alta, o al menos todo eso me lo pareció a mí, que preferí recostarme en el asiendo y descansar un rato del viaje.
Alejandro Rozas
4º ESO A
Otras fotos del viaje: