jueves, 3 de diciembre de 2015

GRAN MOVIDA SOLIDARIA DE LOS 
ALUMNOS/AS: EL I.E.S SE MUEVE.
   
   El IES “Federico García Bernalt” ha organizado durante este primer trimestre tanto para alumnos/as de clase de religión como de alternativa cinco proyectos solidarios para concienciar a los chicos/as de la realidad de nuestros días, organizarse para poder concretarlos y participar en pequeños gestos que al final dan como resultado grandes historias de generosidad y compromiso.
El primer proyecto se llama “Móviles Solidarios” donde se trata de recuperar todos los electrodomésticos que tenemos en nuestros hogares estropeados o rotos. La campaña de recogida de móviles viejos es otra iniciativa de FundAME(Fundación Atrofia Muscular Espinal) para obtener fondos para investigación a la vez que contribuimos con el medio ambiente. 
La campaña de recogida de móviles esta siendo un autentico éxito. 
Los populares “Tapones Solidarios” que se los entregamos a distintas ONG,S pero nosotros se los entregamos a un niño salmantino, Alejandro que tiene el síndrome Cach. 
El tercer proyecto han sido los “Céntimos Solidarios” se trata de colocar una urna y que todos puedan echar los céntimos de 1,2,o 5 que les vaya sobrado en casa de la compra, de otros familiares o lo que nos sobre del kiosco o bar del IES. Se ha recaudado 400 euros que se repartieron en lotes de 50 euros a Entreculturas, La Bolsa del Samaritano, Cáritas y el Comedor de los Pobres.
El cuarto proyecto solidario ha sido la tradicional “Operación Kilo” donde los alumnos/as, profesores y demás personal laboral del centro han colaborado con traer un kilo de cualquier alimento o productos de higiene personal.
Por último, una gran recogida de “Juguetes  Solidarios” donde cada alumnos/a o profesor  deja algún juguete en buen estado que ya no utiliza nadie de su casa y que puede servir algún niño/a afectado por la gran crisis económica que todavía muchas familias sufren y que lo primero es pagar las facturas del hogar incluida la comida. 
   Todos estos proyectos no pretenden conseguir resolver muchas de las tristes situaciones que nos rodean pero lo que sí es cierto es que, en primer lugar, es una tarea de despertar a la realidad que vivimos a nuestro alrededor y ,en segundo lugar, despertar los grandes valores del  humanismo cristiano que en Navidad parece que se nos avivan como las ascuas de una hoguera pero la mejor enseñanza que le podemos regalar a los alumnos/as es que la fe, la esperanza y la caridad no tiene estaciones, ni color, ni se pasan de moda.
¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTRA COLABORACIÓN!!!

JUSTO MIRA DE CABO (Departamento Religión)