sábado, 27 de junio de 2015

TRAS LOS PASOS DE LA SANTA


La sede de Las Edades del Hombre en Alba de Tormes (Salamanca) reúne un total de 61 piezas de destacado valor artístico dedicadas a la figura de Santa Teresa de Jesús y que se exponen a través de un “montaje sorprendente”, según explicó durante la inauguración el comisario de la parte expositiva del municipio salmantino, Ramón Martín, quien además recalcó que sigue un “hilo conductor muy sugerente”, como es el de su “proyección” universal.
Bajo el título general de 'Teresa de Jesús, maestra de oración’, la Basílica de Alba de Tormes dedica su contenido a su faceta como ‘Hija de la iglesia’ y para ello, la selección de la obra hace referencia a ese capítulo de la Santa como peregrina de la mística, la parte relacionada con su glorificación y el legado que dejó en el ámbito religioso.
Uno de los capítulos, el denominado ‘Andariega de Dios’ coincide con la etapa de la Santa más peregrina, en la que se puede ver el mapa de las fundaciones de España o libros como el que incluye un grabado en el que figura Teresa de Jesús junto a San Juan de la Cruz tras su primer encuentro en Medina del Campo. También, se observa por primera vez, tras cuatro siglos en el convento de clausura de Alcalá de Henares, el Cristo que la santa llevaba en sus carros recorriendo caminos.
El apartado ‘Glorificación de Santa Teresa’, engloba los aspectos relacionados con la muerte de la santa y por último, la exposición expone obras de arte dedicadas a su canonización. En el centro de la Basílica, se ha reproducido un arco con las imágenes de Santa Teresa junto con los cinco santos que se canonizaron en 1622, cuatro españoles y un italiano: Santa Teresa, San Isidro, San Ignacio, San Francisco Javier y San Felipe Neri. Además, se han seleccionado grabados que reflejan a Santa Teresa como escritora, en éxtasis o las primeras esculturas y pinturas como Santa, como la de José de Mora, Gregorio Fernández, junto a otras que firman artistas genoveses e italianos.
El último capítulo de la exposición lleva por título ‘Herederos de su espíritu’ y con él se rinde homenaje a quienes continuaron su obra carmelitana fuera de España. Para conformar esta exposición, el comisario relató que se han recopilado obras de diferentes conventos de Salamanca y otros lugares de Castilla y León, pero además se ha contado con obra inédita procedente de otros lugares de España, entre ellos Andalucía. Las piezas procedentes de allí, detalló que retratan a la Santa de una manera “más divertida, no tan seria”.