lunes, 30 de marzo de 2009

Olimpiada filosófica

El pasado viernes los alumnos de 1º y 2º bachillerato asistimos a uno de los actos que se realizaban por motivo de la IV Olimpiada Filosófica. En estos actos, que consistían en un par de conferencias, se nos expusieron varias ideas sobre la belleza para hacernos reflexionar sobre su significado.

En la primera de las exposiciones, D. Pablo García nos expuso las ideas de belleza según los pensadores de la Antigüedad, y sus propias conclusiones. En un par de veces metió alguna que otra gracia que nos hizo más amena la conferencia, porque como dice él, para estudiar a Sócrates ya hay una especialidad en la universidad con 52 asignaturas.

Después D. Sixto Castro, profesor de estética en la universidad de Valladolid, nos hizo pensar sobre si lo bello es lo que a nosotros nos gusta, o debido a que nos gusta es bello. En esta exposición, con un inconveniente de las nuevas tecnologías, hablamos sobre la importancia de los rasgos infantiles que puede tener un ser humano para ser más o menos bello, de la importancia de la sección aúrea, el nº Fi, y de otras muchas cosas. Al final se llegó a la conclusión de que la belleza tiene algo que ver con las proporciones y razones físicas, pero que la mayor parte de lo que vemos bello es subjetiva y única de cada uno.

Esta breve crónica no es nada en comparación a las ideas que allí se comentaron, y sobre todo, en relación con la reflexión que esas ideas provocaron en nosotros, al menos en mí.