jueves, 3 de noviembre de 2016

EL TREN DE LA MUERTE: “LA BESTIA”

   «El tren de la muerte» (también conocido como «la Bestia» y «el Tren de los Desconocidos») es una red de tren de mercancías que utilizan los inmigrantes hacia Estados Unidos para atravesar rápidamente MéxicoEste modo de viajar es extremadamente peligroso e ilegal. Se estima que anualmente entre 400 000 y 500 000 inmigrantes, la mayoría de origen centroamericano, continúan montando encima de estos trenes esforzándose por llegar a Estados Unidos. Los factores que han contribuido al éxodo masivo de centroamericanos, son «la precaria situación económica de sus países de origen, las consecuencias de los conflictos civiles y políticos y militares, así como social y económico devastación causada por los desastres naturales, como huracanes»
Aunque estos trenes (que transportan productos y materiales, incluyendo maíz, cemento y minerales) son considerados como una forma libre de viajar que permite a los inmigrantes evitar 48 centros de detención mexicanos y numerosos puestos de control de inmigración, los riesgos son altos y muchos conductores se quedan con lesiones que alteran su vida y limitan su capacidad de trabajo. También cabe destacar que en algunos casos los pasajeros deben cuidarse de otros pasajeros, ya que, corren el riesgo de ser maltratados, violados e incluso arrojados del mismo tren.

REACCIÓN DE LA IGLESIA Y LOS CIUDADANOS.
   Mientras los inmigrantes centroamericanos sufren discriminación, en México, muchos reciben ayuda de las familias mexicanas y miembros de las comunidades parroquiales así como de las religiosas de los SS.CC (Religiosas de los Sagrados Corazones), como es el caso de Rosa Abogado, que actualmente se encuentra en Salamanca (Casa del Barrio de Pizarrales) en un año sabático dedicado a la formación y actualización teológica junto con algo de descanso, que proporcionan a los inmigrantes con alimentos, refugio, ropa y medicina. Aunque la gran mayoría de estas familias son pobres, ellos por sí mismos son voluntarios en comunión y gratuidad para ayudar a los inmigrantes y asegurarse de que tengan un lugar seguro para permanecer en refugios o casas preparadas con comida, ropa o medicinas, mientras esperan la llegada del próximo tren, que puede tomar hasta varios días, semanas o meses.

   Con una batería de preguntas muy interesantes por parte de los alumnos/as y gracias a la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes que nos cede el  salón parroquial para estas “experiencias vivas” hemos completado un ciclo de salidas desde la asignatura de Religión donde hemos conocido realidades eclesiales muy  sugestivas y cautivadoras bajo el lema “SAL DE TU TIERRA”.

"No esperes que lleguen las

circunstancias ideales 

ni la mejor ocasión para actuar, 

porque tal vez no lleguen nunca"

                                                  

ALUMNOS/AS BACHILLERATO-RELIGIÓN.(3-XI-16)