sábado, 2 de abril de 2016

POR LA RUTA DE LOS COMUNEROS

El pasado día 17 de Marzo los alumnos de 2º de Bachillerato realizaron una salida que comprendía los lugares emblemáticos donde tuvo lugar la revuelta de las Comunidades del s.XVI durante el reinado del emperador Carlos V.
Esta visita realizada por los profesores del Dpto de CC.SS (Geografía e Historia), José Luis Calvo y Sonsoles Montejo estaba dividida en: Archivos Generales de Simancas, Tordesillas y castillo de  Torrelobatón.
En Valladolid los alumnos visitaron el Museo de Escultura e Imaginería Religiosa.

Ampliar imagen
El Museo Nacional de Escultura reúne una colección de intensa personalidad formada por dos núcleos: obras de género religioso en madera policromada de los siglos XIII al XVIII, y el conjunto de copias artísticas de los siglos XIX y XX, procedente del extinguido Museo Nacional de Reproducciones Artísticas.
Ubicado en varios edificios de gran valor, en el corazón histórico de la ciudad, conforma uno de los espacios urbanos culturales más singulares de nuestro país.
Las esculturas, talladas en madera y policromadas, ofrecen un amplio repertorio: figuras aisladas, relieves, sepulcros, sillerías y retablos así como un Belén napolitano con más de seiscientas figuras y accesorios. A ello se añaden los artesonados de madera, originales del edificio o adquiridos como piezas de colección.
Los artistas de referencia son grandes maestros activos en Castilla entre los siglos XVI y XVIII: Alejo de Vahía, Alonso Berruguete, Felipe Bigarny, Pompeo Leoni, Juan de Juni o Gregorio Fernández. A ellos empezaron a añadirse desde 1933 esculturas de distintas escuelas y talleres españoles, con obras de Pedro de Mena, Martinez Montañés, Alonso Cano, Carmona o Salzillo.
Las culturas de la copia
El segundo conjunto ha llegado al Museo recientemente, en 2011, tras haberse confiado al Museo la colección del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas, fundado en 1877. Se trata de una colección que, por su calidad, abundancia y antigüedad, está valorada como una de las mejores de Europa.
En distintos soportes yesos y bronce, sobre todo, pero también litografías, pintura sobre barro, galvanoplastias o fotografía, ofrece un panorama de la evolución del gusto europeo, de los ideales de la tradición museística y de las técnicas de reproducción practicados desde milenios, pero ampliados en la era contemporánea, la de las grandes invenciones en la reproductibilidad técnica.
Contiene réplicas de esculturas y artes suntuarias de las grandes civilizaciones orientales, de la Antigüedad clásica, de la estatuaria española y europea medieval


Algunos datos de interés:

La Rebelión Comunera comienza en 1520 en Castilla (España) cuando el pueblo se levanta en contra del rey Carlos V que pretendía modificar las formas de gobierno permitiendo, por ejemplo, entregar el trabajo de rectores de la administración a extranjeros o extraer el dinero de la Corona.
A finales de febrero de 1521 el ejército comunero al mando de Juan de Padilla toma Torrelobatón, fortaleza del almirante de Castilla. En este municipio situado a orillas del río Hornija es donde tiene su punto de partida la Ruta de los Comuneros.
En la zona más elevada de la comarca se erige el primer protagonista de la ruta: el castillo de Torrelobatón, visible a varios kilómetros a la redonda fue construido en el siglo XIII y hoy en día es considerado como uno de los mejor conservados de toda la comunidad. Dentro de sus muros ha conseguido convertir la Rebelión Comunera en algo más que un escrito en los libros de Historia.
Torrelobatón Ayuntamiento
En los últimos años Torrelobatón ha buscado reivindicar su propio papel en esta Revolución Comunera por eso ha programado celebraciones y festividades relacionadas con esta etapa histórica, como por ejemplo su famoso mercado medieval del 23 de abril, además de la creación de un Centro de Interpretación del Movimiento Comunero.

Las estancias del castillo nos guían a través de las entrañas del museo con un amplio despliegue de efectos multimedia, mapas, objetos y armas de la época que describen detalladamente cómo fue el paso de los comuneros por la localidad. El recorrido finaliza en lo más alto, la Torre del Homenaje, desde donde se pueden contemplar las mejores vistas del paisaje de Tierra de Campos.
castillo
La restauración del castillo en el museo ha supuesto todo un empujón al turismo rural de la zona. Este incremento de visitas turísticas se ha podido ver reflejado en los últimos años en la  construcción de varias casas rurales tanto en Torrelobatón como en los alrededores. El Tejar, Torrelobatos o Urueña son el nombre de algunas de las casas más solicitadas.
 
 
FOTOGRAFÍAS: Sara Aparicio (2º bach CTB)