martes, 24 de marzo de 2015

FIN DEL TRIMESTRE

Desde la Biblioteca os queremos desear unas felices vacaciones de Semana Santa y estupendas fiestas de Pascua.
Como habréis visto desde este martes, la puerta de la Biblioteca luce un "look" de lo más primaveral gracias a la colaboración de Ana y sus chicos de Plástica. Aunque esta primavera nos ha llegado de lo más invernal, seguro que poco a poco, los árboles y flores que rodean el instituto empezarán a mostrar sus ricos y bellos colores.

Aprovechamos para animaros a leer durante estas vacaciones,  pues un libro siempre merece la pena y más sí disponemos de tiempo libre. En el caso de los alumnos de Historia de 4º de ESO y 1º de Bachillerato están leyendo una novela muy recomendable: El niño 44, que os sugerimos como posible lectura:
El libro comienza mostrando varios personajes, sus penurias, la dureza de la vida durante la hambruna en la Rusia comunista; años después la historia se traslada a Moscú, un agente del MGB, persigue a peligrosos “criminales” cuyo único crimen era parecer diferentes. Pero algo empieza a romperse en el pensamiento único de Leo Stepanovich… “No existe el crimen” … el crimen se extinguirá a medida que desaparezca la pobreza y la necesidad. Y otro aforismo de Stalin : “Confía pero vigila”.

La puesta a prueba de sus superiores, y la envidia llevará a Leo a ser “castigado”. Ese alejamiento de Moscú, le hará descubrir que lo que realmente ha sido su vida, su compromiso con el régimen, su matrimonio…


Un libro que comienza de una manera “tranquila”, pausada, describiendo una sociedad controlada por un régimen totalitario, pero a medida que avanza la trama, la novela va cogiendo ritmo; dos historias paralelas que deben converger. Una de las historias por causa de un trauma de niñez espera a la otra, y esta se convierte en una huida hacia delante en busca del encuentro…

Lo más increíble es descubrir al final del libro que la historia de fondo es real!!!. los crímenes ocurrieron muchas décadas después, pero el autor las situa en los años 50, para dar sentido al “No existe el crimen”.