martes, 17 de enero de 2012

Las primeras nieves


No fue mucha, pero su blancura silenciosa despierta en todos nosotros la alegría y el juego bullicioso. Que sea por lo de "año de nieves, año de bienes".